jueves, 22 de agosto de 2013

Celebrando en San Diego y como no morir en el intento.

¡Hola!

Ayer te contaba de nuestro viaje a Sea World para festejar el mero día del cumpleaños del enano. Pues esta fue nuestra aventura.

Ahhhh! estamos en Sea World!
San Diego queda a dos horas de donde vivimos, así que nuestro viaje empezó desde que pensamos donde quedarnos y que necesitaríamos para el trayecto. Pensé que sería bueno llevar algo de lunch para irnos directo y aprovechar el día, además de que quería hacer unos muffins para hacerle su "pastel" al enano al día siguiente. 

Con mi enano hermoso
En cada cajita de lunch puse un sandwich de jamón con queso, un muffin de manzana con avena y unos pretzels con fruta deshidratada. Además llevábamos suficiente agua y juguitos para los dos días. 
Lunch viajero
No pasó mucho tiempo para que algunas pancitas empezaran a pedir alimento...

Santi con su lunch viajero
 Y después de comer, unas caritas se pusieron muy sonrientes...

Enano feliz rumbo a San Diego
Llegando a San Diego pasamos a Target a comprar unos bagles, queso crema y un jugo grande para el desayuno del día siguiente. La idea era despertarnos temprano, desayunar y cantarle las mañanitas a Santi con su pastel-queco y luego irnos a Sea World para aprovechar el día. Era la primera vez que llevábamos al enano a un centro de diversiones tan grande, así que teníamos grandes expectativas y algunos temores de como iba a funcionar. 


La familia Shamú! jajaja
Estos tips nos sirvieron muchísimo para que al final del día todos estuviéramos felices y la visita haya sido un éxito:



Tips para llevar a un enano a Sea World y no morir en el intento



Lleva o renta una carreola


No importa que tu enano ya no esté tan enano. El mío dejó de usar carreola desde el año y medio y la verdad, en un principio, decidimos rentar una carreola para no andar cargando la mochila y las cosas que compraríamos durante el día. Obviamente el enano se apoderó de ella y era el más feliz en su "carreolita". Fue magnífico porque así no se cansaba tanto caminando y cuando de plano ya estaba "out" se podía acomodar y disfrutar el paseo desde ahí.


Compra un vaso de refresco y una cubetita de palomitas

Una amiga me dijo que comprando el vaso de refresco, puedes rellenarlo las veces que quieras por sólo un dólar!!! Lo mismo con la cubetita de palomitas. Lo mejor es que si alguien ya fue y las tiene te las puede prestar para que tu pagues solo los rellenos. Un muy buen ahorro si tomamos en cuenta que cada uno cuesta $10 USD. 

Aunque al llegar este medio nublado, ponte bloqueador

Cuando llegamos el día estaba muy nublado y hasta parecía que iba a llover, pero conforme fueron pasando las horas el sol salió y brilló durante todo el día. Claro que nosotros nos confiamos y no llevábamos bloqueador, por lo que terminamos un poco chamuscados. Para la próxima seguro nos pondremos bloqueador desde el principio.

Desayuna bien 

Para que te rinda más el día llega bien desayunado y lleva algunas cosas de snack, así aguantarás más tiempo y gastarás menos. 

Si puedes, ve en un día entre semana

Como el cumple del enano cayó en lunes, aprovechamos para ir el mero día y así evitar las tremendas multitudes de los fines de semana. Con todo y eso había muchísima gente, pero no tanta como para tener que hacer horas de filas o no encontrar lugares para ver los shows.

Compra los recuerditos o souvenirs al final

Así te evitas estar cargando todo el día y puedes ver todo junto y decidir que es lo que más te gusta. 

Lleva una almohada y una cobijita

Cuando salimos del parque ya era muy tarde y ya empezaba a hacer frío. Afortunadamente llevaba un suéter para él, pero no fue suficiente y terminamos comprándole una cobijita porque sabíamos que en cuanto se subiera al carro se acomodaría con su almohada para dormir. 

Compra el pase anual

Realmente es increíble que por unos cuantos dólares más puedas llevarte el pase anual que te permite regresar cuando quieras sin tener que volver a pagar. Además psicológicamente nos ayudó para no estresarnos por querer ver absolutamente todo en esa sola visita. Sabiendo que en cualquier fin de semana nos podemos escapar para ir otra vez sin tener que volver a pagar, hizo que nuestro día estuviera más relajado. 


Increíble el show de los delfines
Prepárate para ver cosas increíbles

Y no me refiero únicamente a los shows y los increíbles animales que tienen ahí, sino a cosas que pensarías que suceden sólo en las películas. ¿A qué me refiero? Después de algunas horas de ver shows y caminar nos paramos a comer algo, yo tenía antojo de comer un hot dog, así que lo pedí, lo preparé, lo pagamos y empezamos a caminar para llegar a otro show. Mientras caminábamos yo me disponía a darle una segunda mordida a mi tan apreciado perro caliente cuando de repente... sentí un golpe en el hombro por detrás, cuando quise voltear para ver que pasaba sólo sentí unas alas revoloteando encima de mi mano. Una gaviota se lanzó con todo su ser para morder mi hot dog!!!!! Me asusté horrible al principio y después de procesar lo que había pasado y ver el pedacito que me había dejado, no me quedó más remedio que reir junto con toda la gente que había visto lo sucedido. Obviamente tuve que tirar el pedazo que quedó y robarle unas cuantas palomitas al enano, jajaja!
Mamá y Santi empingüinados! jajaja!
Fue una experiencia muy padre, el enano la pasó increíble y nosotros felices de que todo hubiera salido bien. Ahora si, esta fue su última celebración de cumple de este año, jajajaja!

Santi con el oso polar de fondo
Gracias por visitar mi blog y recuerda:

Convierte el lunch de tus enanos en algo divertido, para tí al hacerlo, para ellos al comerlo.

Hasta la próxima.

Laura =o)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...